El Encierro: informar y cubrir la carrera

El encierro surge por la necesidad de trasladar a los toros que serán lidiados por la tarde en la plaza, desde los corrales de Santo Domingo hasta el coso taurino.

El Encierro en el que los mozos corren delante de los toros no surgió tal y como lo conocemos ahora. Inicialmente y a principios del siglo XIX, los animales eran conducidos por un grupo de caballistas. Conforme los años avanzaban, se unieron carniceros, en su mayoría, y a finales del siglo XIX la manada ya fue conducida por corredores. A partir de este momento, el encierro se convirtió en el acto más importante de las fiestas.

Desde el 7 hasta el 14 de julio, a las 8 de la mañana, se repite esta conducción de los animales hasta la plaza de toros a lo largo de los 848,6 metros que separan los dos puntos. Aunque el encierro no ha sido siempre a esta hora: hasta 1924 se corrieron a las 6 de la mañana, hasta 1973 a las 7 y desde 1974 en el horario en que transcurre actualmente, a las 8.

Ninguno de los toros que corren cada día repite al día siguiente. Las corridas de los toros que se celebran cada tarde en el coso taurino corresponden a una ganadería diferente. En total, ocho ganaderías, una por cada encierro recorrido.

Cómo se desarrolla

Encierrillo

El día anterior, al anochecer, los seis toros que correrán el Encierro y se lidiarán en el coso pamplonés al día siguiente son trasladados desde los Corrales del Gas (Rochapea) – donde permanecen desde su llegada a Pamplona – hasta los corrales de Santo Domingo, punto de inicio del Encierro. En compañía de pastores y de cabestros, los toros recorren los 440 metros que separan los dos corrales.

El Ayuntamiento de Pamplona reparte 350 pases diarios gratuitos para poder ver los encierrillos que tienen lugar desde el 6 hasta el 13 de julio al anochecer, sobre las 22:30h. Estos pases se reparten mediante sorteo entre las personas inscritas previamente.

Se trata de uno de los momentos con más encanto de los Sanfermines.

Cántico a San Fermín

Desde el año 1962, a las 7.55, poco antes de comenzar el encierro, los mozos, periódico en mano, entonan el cántico a San Fermín pidiendo su protección para la carrera. Lo hacen tres veces (a las 7.55, 7.57 y 7.59) frente a una hornacina que contiene la imagen del santo en la cuesta de Santo Domingo, a pocos metros del corral donde descansan los astados, adornada con un panel que porta los pañuelos de las peñas.

La letra del cántico dice así: “A San Fermín pedimos / por ser nuestro patrón / nos guíe en el encierro / dándonos su bendición. Entzun arren San Fermín / zu zaitugu patroi / zuzendu gure oinak / entzierru hontan otoi”, y termina con los gritos de ¡Viva San Fermín!, Gora San Fermín!

Cohetes anunciadores

Cuatro cohetes informan a los corredores que aguardan en el recorrido sobre la salida de las reses. El primero se lanza desde la puerta de los corrales de Santo Domingo cuando el reloj de la iglesia de San Cernin marca las 8 en punto, avisando de que se abren las puertas de los corrales.

El segundo cohete, lanzado desde el mismo punto, se enciende en el momento en que todos los toros han salido del corral.

El recorrido: tramos

El actual recorrido del Encierro está dividido en siete tramos:

encierroplanog

  • Santo Domingo (280 metros): es el tramo que va desde los corrales hasta la Plaza Consistorial. Se trata de una pendiente pronunciada donde los astados tienden a agruparse. Es el tramo más veloz debido a la fuerza con la que salen los toros de los corrales.
  • Plaza Consistorial-Mercaderes (100 metros): aquí se encuentra la zona más amplia cuyo espacio permite correr. Se trata de uno de los tramos con menos incidentes.
  • Curva de Mercaderes: Mercaderes finaliza con una curva de 90 grados a la derecha. Los astados solían resbalarse y caerse. Desde la introducción del antideslizante en el pavimento, las caídas se han reducido.
  • Calle Estafeta (304 metros): es el tramo más popular y concurrido, porque suele ofrecer las carreras más espectaculares. Este tramo tiene otra peculiaridad y es que no cuenta con vallado que sirva de escapatoria para los corredores. Se divide en dos: Estafeta-Bajada de Javier, que tiene una pendiente ligera del 2% y Bajada de Javier-Telefónica, donde la manada tiende a disgregarse.
  • Curva de Telefónica (100 metros): en este tramo el recorrido se vuelve a ampliar y se dan las carreras más bonitas y arriesgadas delante de los toros. La manada suele encontrarse separada y el peligro acecha a los corredores.
  • Callejón (25 metros): es la entrada a la Plaza de Toros y se lleva a cabo en un tramo descendente. El riesgo de montones hace que esta zona sea temida. Desde hace años, los mozos pueden refugiarse en unas gateras (escapatorias) en el callejón.
  • Plaza de Toros: los corredores entran a la plaza en abanico y dejan paso a los toros para que enfilen a los corrales en línea recta. Los mozos se relajan, pero el peligro no desaparece hasta que el último toro abandona la plaza.

Vallado

Se colocó por primera vez en 1776 para delimitar el recorrido del Encierro y constituye la barrera de seguridad más importante. Los primeros días de junio, los operarios de la carpintería Aldaz Remiro de Puente la Reina empiezan a colocarlo. Disponen, a lo largo de los 848,6 metros del recorrido, un total de 2.700 tablones, 900 postes o piquetes, 70 puertas, 200 empalizas metálicas (para evitar que el público se suba al vallado en algunos tramos) y 4000 falcas o cuñas, para encajar bien los postes en los agujeros. Todos los días se preparan quince tablones más en distintos puntos, en previsión de que alguno de ellos pueda romperse..

Protagonistas

La manada

Seis toros bravos corren, cada día, junto con diez cabestros divididos en dos grupos. El primer grupo de cabestros, seis en total, sale junto a los toros del Encierro, a las 8:00 h. Dos minutos más tarde, cuatro cabestros de cola enfilan la Cuesta de Santo Domingo, para recoger a los toros más rezagados y conducirlos hasta el final del recorrido. Los cabestros o mansos, reconocibles por el cencerro y por su docilidad, guían y procuran mantener a la manada junta y tratan de evitar despistes de los toros a lo largo del recorrido.

Corredores

La mayoría de los corredores habituales del Encierro tiene una excelente preparación física. Acuden al Encierro con la mente despejada y descansados. La media de edad aproximada del corredor del Encierro ronda los 28 años (aunque hay veteranos de hasta 60) y corre una media de 100 de los 848 metros del trayecto del Encierro.

Pastores

La figura del pastor debe ser respetada por todos los corredores. Un equipo de pastores, formado por once personas, tiene la misión más importante: conducir a los toros hasta la plaza de la forma más limpia y rápida posible. Cuentan con una larga vara para azuzar a los toros. Se colocan siempre detrás del astado.

Además, tienen que estar pendientes de que nadie distraiga a la manada. Se les distingue fácilmente ya que visten con un polo verde oscuro y en sus espaldas llevan grabada la palabra “pastor”.

Dobladores

Es una figura exclusiva de Navarra. Una vez que los toros han llegado a la plaza, llega el turno del doblador. Su tarea consiste en utilizar el capote a una mano delante de los toros y conducirlos a los corrales lo antes posible y así evitar cualquier desgracia dentro del coso. Actualmente, son cuatro los encargados de esta labor.

Organización

Seguridad: policía

Alrededor de 160 agentes de policía, 120 pertenecientes a la Policía Municipal de Pamplona, velan por la seguridad durante el Encierro. Desde las 4 de la mañana, comienzan a retirar a las personas del recorrido para facilitar el trabajo de los servicios de limpieza y de los carpinteros a la hora de colocar el vallado. Además, retiran a los espectadores que están colocados en el primer vallado, reservado a servicios sanitarios, policía y medios de comunicación acreditados.

Para el correcto funcionamiento del Encierro, se encargan, asimismo, de retirar del recorrido a aquellas personas que debido a su estado de embriaguez, no se encuentran aptas para correr.

Sanitarios

El dispositivo especial de atención en el Encierro está formado por dieciséis puntos de socorro a pie de vallado, situados en lugares estratégicos, y 15 ambulancias (7 convencionales y 8 medicalizadas) preparadas para hacer frente a cualquier accidente que se produzca.

¿Dónde ver el encierro?

Existen diversas maneras de ver el Encierro. Una de las más conocidas es en la calle,  desde el vallado, y de forma gratuita. No obstante, si se quiere ver sin problemas es necesario coger sitio al menos un par de horas antes y recordar que el lugar para verlo como público es el segundo vallado, porque el primero está reservado para los servicios sanitarios, policía y medios de comunicación acreditados.

Otra opción es la Plaza de Toros. Pagando unos 6 euros, se puede ver el Encierro y la llegada de la manada al coso taurino en dos pantallas gigantes. Tras el Encierro, se puede disfrutar de una suelta de vaquillas.

La calle Estafeta no cuenta con vallado, pero los balcones ofrecen una visión muy interesante del transcurso del Encierro. Se alquilan y comparten, incluyéndose en el precio el desayuno.

Para muchos, una de las mejores opciones son la televisión y la radio, ya que retransmiten el Encierro en directo. RTVE se encarga de ello desde hace más de 30 años.

Acceso al recorrido para profesionales acreditados
  • 7:30 h: Los accesos al recorrido del encierro se cerrarán a las 7:30 horas.
  • 7:45 h: Los medios de comunicación acreditados para el vallado del encierro podrán permanecer en el recorrido hasta las 7:45 h, cuando deberán ocupar su puesto en el vallado, salvo autorización de Policía Municipal.

 

Normativa

Ordenanza municipal

Una ordenanza municipal regula cómo debe transcurrir el encierro. Recoge las normas que deben seguir quienes vayan a correr el Encierro, así como las sanciones que penalizan el incumplimiento de dichas normas.
normas

Recomendaciones

  • Acceso: para correr el encierro hay que acceder al recorrido antes de las 7.30 por las puertas de la Plaza Consistorial y permanecer allí hasta que la apertura de las barreras policiales permita acceder a otros puntos del recorrido. Después, debe situarse en el punto en el que desee iniciar la carrera. A partir de las 7.30 los accesos se cierran y está prohibido salir.
  • Indumentaria: para correr el encierro hay que llevar ropa y calzado cómodo, y no llevar bultos que puedan dificultar la carrera así como molestar y poner en peligro a otros corredores.
  • Toros y cabestros: son fáciles de distinguir. Los cabestros son más grandes, huesudos, más viejos y afeitados y llevan un cencerro.

Prohibiciones

  1. Encaramarse a elementos de fachadas, mobiliario urbano, árboles, farolas, etc. situados dentro o fuera del recorrido del Encierro.
  2. La instalación de elementos que invadan el espacio horizontal, vertical o aéreo del recorrido del encierro, salvo autorización expresa del Ayuntamiento de Pamplona.
  3. Situarse en las zonas y lugares del recorrido que expresamente prohíba esta Ordenanza, el Bando de Alcaldía para las fiestas de San Fermín o los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad.
  4. Desbordar las barreras o límites que los agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad establezcan en los distintos lugares del recorrido.
  5. Tener abiertas las puertas y portales de los edificios y locales situados en el recorrido después de las horas fijadas para su cierre. De ello serán responsables los copropietarios, usuarios, inquilinos o titulares de los mismos.
  6. Permanecer en el recorrido en estado de embriaguez, bajo los efectos de drogas, sustancias estupefacientes o sin estar en plenas condiciones físicas y psíquicas.
  7. Utilizar prendas que dificulten o impidan el normal desarrollo de la carrera o calzado que no sea el adecuado para hacerla (zapatos de tacón, chanclas, sandalias, zuecos, etc.).
  8. Arrojar objetos en el recorrido del encierro una vez que ha sido limpiado.
  9. Portar objetos inconvenientes para el buen orden y seguridad del encierro como pueden ser a título enunciativo: Mochilas, bolsos, botellas, vasos, bastones, máquinas fotográficas o de video, micrófonos, aparatos para grabar imágenes, etc.
  10. Correr hacia las reses o detrás de ellas creando situaciones de peligro.
  11. Tocar a las reses o llamar su atención, de cualquier forma y por cualquier motivo, en el itinerario o en el ruedo de la plaza, y especialmente agarrar las astas de las reses y tocar a los toros, salvo que se realice para evitar una cogida.
  12. Pararse en el recorrido y quedarse en el vallado, barreras o portales, de manera que se dificulte la carrera o defensa de los corredores.
  13. Estar a la espera, antes de la salida de los toros, en rincones, ángulos muertos o portales de acceso a viviendas o establecimientos, situados en el recorrido del Encierro.
  14. Utilizar cualquier medio grabador de imagen o sonido, incluso aparatos de telefonía móvil, dentro del recorrido o de los vallados reservados, sin la debida autorización.
  15. Sobrevolar sin autorización, con cualquier tipo de aparato, el espacio del Encierro.
  16. Participar en el encierro utilizando cualquier tipo de elemento mecánico para desplazarse (patines, monopatines, bicicletas, etc.).
  17. Tirar cohetes, petardos o cualquier artificio pirotécnico en la Ciudad que pueda generar confusión con los cohetes del Encierro y situaciones de inquietud en corredores y espectadores, entre las 07:00 y las 08:30.
  18. Cualquier otra actuación que pueda dificultar el normal desarrollo del encierro o vaya en contra de lo dispuesto en la presente ordenanza.
El encierro en cifras
  • Duración media: 3 minutos y 55 segundos.
  • Velocidad del toro: 24 km/h.
  • Encierro más largo: 30 minutos

El encierro más largo hasta la fecha ha sido el del 11 de julio de 1959: Un miura se rezagó y fue necesario recurrir a un perro para que mordiera al toro y consiguiera introducirlo en los corrales. Desde 1922, año de inauguración de la actual Plaza de Toros, el Encierro transcurre por el recorrido que conocemos. Anteriormente y debido a la ubicación de los otros ruedos taurinos en la capital navarra, las reses y los mozos recorrían otros puntos de la ciudad.

  • Encierros más trágicos: 10 de julio de 1947 y 13 de julio de 1980. ‘Semillero’ (Ganadería Urquijo) y ‘Antioquio’ (Ganadería Guardiola), respectivamente, mataron a dos mozos.
  • Número de corredores: una media de 2.000 por encierro y casi 3.500 diarios durante el fin de semana.
  • Ganadería más peligrosa: Guardiola Fantoni, un muerto en 1969 y dos en 1980.
  • Número de heridos cada año: Entre 200 y 300. Sólo el 3% de gravedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 13 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies | Cookies policy

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

This web site uses cookies in order for you to have a better experience as a user. If you continue, you are in agreement with the utilization of said cookies and are also in agreement with our policy of cookies. cookies policy, Click on the link for more information.

ACEPTAR
Aviso de cookies