En Turquía ya nos conocen

“¡El encierro pasa muy rápido!” nos comentaba Berkan Unlu. La Oficina Internacional de Prensa ha recibido a Berkan Unlu y Evrim Aydin, corresponsales de Turquía, que venían por primera vez a Pamplona para informar sobre las fiestas de San Fermín.

El cámara y el redactor de la agencia turca Anadolu llegaron el día 5 para vivir in situ el comienzo de los sanfermines y estar presentes en los principales acontecimientos. Al despedirse, nos dieron su impresión sobre estas fiestas, de las que destacaron “toda la gente que hay. Hay gente por todos los lados, te atascas. He visto muchos americanos, pero no he estado con ningún pamplonica”.

Ambos acudieron al chupinazo, los conciertos del día 6, los corralillos del gas, el primer encierro y la Procesión de San Fermín. Tuvieron que retransmitir la primera carrera de mozos y toros desde un balcón de la Estafeta. “La calle es muy larga, pero los toros pasan muy rápido. Tú, lo que puedes ver, es un tramo muy corto”. Está algo confuso: tanto esfuerzo buscando un balcón, para esos 20 segundos. “Yo pensaba que duraría más, que los toros irían más despacio…”

Berkam lleva 12 años en Madrid, maneja el idioma y ya ha cubierto las principales fiestas españolas. “He estado en San Isidro, las Fallas, la Feria de Sevilla… Sólo me faltaban los sanfermines y la Tomatina. Este año, voy a las dos”. Si le pedimos elegir, nos caemos del primer puesto: “Me quedo con las Fallas, pero por la cantidad de gente. Aquí, hay tanta gente y las calles son tan estrechas, que estás más agobiado”.

Con el ajetreo de las fiestas, los corresponsales no han podido conocer otras caras de la cultura navarra. “Comer normal es imposible, está todo lleno. Hemos comido un plato de carne con patatas y hemos ido al Foster’s Hollywood”. Aquí casi nos echamos las manos a la cabeza, pero Berkam nos tranquiliza: “Por suerte, llegamos el día 5 y pudimos ir a un restaurante típico al lado del Ayuntamiento. ¡Nos gustó mucho! En el Norte de España generalmente se come mejor”.

De recuerdo, se llevan el pañuelico y, antes de coger el tren, aprovecharán también para comprar alguna camiseta. “De esa marca, kukuku… ¿cómo era?” “Kukuxumuxu”, le contesta nuestro compañero Xabi, “significa el beso de la pulga”. Y se marcha con cara de extrañado. Como si fuera más extraño que ver a los mozos atravesando una callejuela delante de unos toros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies | Cookies policy

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

This web site uses cookies in order for you to have a better experience as a user. If you continue, you are in agreement with the utilization of said cookies and are also in agreement with our policy of cookies. cookies policy, Click on the link for more information.

ACEPTAR
Aviso de cookies