Encierro día 10

Los Fuente Ymbro, fieles a sus nobles raíces, sólo dejan dos corredores trasladados por contusiones.

El encierro de hoy se preveía tranquilo y así ha sido. Los doce años que lleva la ganadería Fuente Ymbro acudiendo a Pamplona han dejado su impronta y una fama de astados nobles, tranquilos, que no hacen por los corredores. Hoy no podía ser menos.

La carrera, que apenas ha durado 2 minutos y 18 segundos, ha transcurrido sin grandes sobresaltos, con la manada agrupada. Los cabestros han ido a la cabeza durante todo el tramo de Santo Domingo y Ayuntamiento, donde un mozo se ha librado ‘in extremis’ de una cornada, al levantarse del suelo justo delante de la cara del toro.

En la curva de Mercaderes, han cambiado las tornas. Dos toros negros han tomado la delantera y ha sido justo entonces cuando se ha vivido uno de los momentos más tensos. Un astado ha enganchado por el blusón a un mozo. Lo que parecía una cornada, finalmente ha quedado sólo en un susto. El cuerno ha perforando el blusón y también la camiseta del corredor, pero no ha ido a más.También en la plaza de Toros se han vivido algunos momentos de tensión, cuando al entrar al ruedo un toro ha hecho por un mozo.Le ha dado una vuelta y ha caído al suelo, pero no le ha corneado.

Lo más habitual en este cuarto encierro han sido las caídas. La buena velocidad de los astados y el hecho de que fueran todos agrupados han provocado que los corredores tuvieran que compartir espacio afanándose por encontrar la cara del toro. Empujones, tropiezos y pisotones han hecho el resto. Aunque finalmente, los trasladados al Complejo Hospitalario de Navarra han sido sólo dos. Uno de ellos desde el tramo de Estafeta, con una contusión sin deformación en el brazo. El otro, en Telefónica, con una contusión maxilofacial. En ambos casos, el pronóstico es leve, y la previsión es que reciban el alta a lo largo del día de hoy.

Los toros de Fuente Ymbro se estrenaron en Pamplona en 2005. Desde entonces han sido habituales y han recibido premios de la Feria del Toro, además de en su estreno, en 2007, 2010 y 2011. Son también la ganadería que corría en el séptimo encierro de 2013 cuando un gran montón colapsó la entrada a la plaza con decenas de personas a merced de los astados. Sin embargo, tampoco entonces, los toros hicieron por ellas. Una vez más, quedó patente su nobleza.

Los seis toros serán lidiados esta tarde por los matadores Juan José Padilla, que cuenta con 18 ferias en Pamplona a sus espaldas y que se ha metido a las peñas en el bolsillo; El Fandi, que debutó en la capital navarra en 2002; y Manuel Escribano, que hará su cuarto año en la Feria del Toro.

Sobre el autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies | Cookies policy

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

This web site uses cookies in order for you to have a better experience as a user. If you continue, you are in agreement with the utilization of said cookies and are also in agreement with our policy of cookies. cookies policy, Click on the link for more information.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio