Javier Iriarte deja la cámara después de 32 años fotografiando los Sanfermines

Desde el año pasado no veíamos a Javier Iriarte con su cámara al hombro por la Oficina Internacional de Prensa y le echábamos en falta. Su grandeza de cuerpo y corazón y siempre con la sonrisa en la cara alegraba nuestro trabajo. No hay que olvidar que Javier es el culpable de la creación de la OIP porque puso en movimiento, después de viajar por esos mundos, al Gobierno de Navarra y a la Asociación de la Prensa de Pamplona para crear una oficina de prensa que atendiera a los medios de comunicación en las fiestas de San Fermín.

El pasado día 10 de julio Javier Iriarte Lusarreta (Pamplona, 1961) enviaba una carta a los medios de comunicación anunciando que lo dejaba, que los Sanfermines de ahora ya no le satisfacen y ya no disfruta haciendo fotografías. Bastante crítico sobre cómo se van perdiendo los valores de la fiesta ha decidido no participar en su declive. 

La carta de Iriarte comienza así:

“Escribo estas líneas para despedirme de algo que he vivido con pasión y  gran empeño “los sanfermines”. Llegué a la fotografía por accidente, y han sido 32 años, ininterrumpidos cubriendo los sanfermines. Todos y cada uno de los encierros en estos años”. 

Javier era un futbolista prometedor y una lesión grave de rodilla fue el motivo por el cual empezó con la fotografía.

“Empecé haciendo fotografías en blanco y negro, no porque fuese mejor, tan sólo porque no sabíamos hacerlas en color. En aquellos años éramos unos pocos fotógrafos”.

“Con los años 90 del siglo pasado se vivió el gran crecimiento del encierro, con enorme repercusión mediática. Y en este final de la segunda década de siglo XXI ha llegado el declive de la fiesta. Esto es  una absoluta realidad. Muchas son las razones y causas para que los Sanfermines hayan perdido glamour e importancia, y muchos los actores que deben analizar qué han aportado a este declive. No se debe confundir número de visitantes con  visitantes rentables para la fiestas y la propia ciudad”.

Fotografía cedida por Javier Iriarte

Javier cree que la fiesta va a peor, botellón, masificación de gente, suciedad… Cree que los Sanfermines no se valoran como es debido y apunta a la permisividad del Ayuntamiento y el afán lucrativo de muchos actores que premian la cantidad a la calidad. Esto a juicio de Javier hace que la esencia y valores de la fiesta se diluyan. Pone como ejemplo el ambiente de la plaza de toros. Cuando empezó hace 32 años, las peñas guardaban silencio durante la faena cosa que hoy no sucede. 

Prosigue Iriarte con su carta: “Yo personalmente -hace dos años cubrí mis últimos encierros-  llegué a la conclusión – triste conclusión- que mi ciclo había terminado. Demasiadas cosa no me gustaban y decidí no participar más en algo que ya no me llenaba ni generaba satisfacción”. 

Javier Iriarte no entiende las críticas al encierro por la masificación de corredores, el antideslizante o lo mucho que corren los cabestros. Opina que las tradiciones evolucionan y que la evolución es algo natural. 

Javier añade en su carta distintos agradecimientos. “No he podido despedirme de esas personas e instituciones a las que tanto debo y  por ello deseo agradecer el apoyo estos años: Casa Misericordia desde la dirección al último empleado de la plaza. A todos ustedes mi agradecimiento. Policías Foral y Municipal, gracias, por todo. Asociación de Periodistas de Navarra, gracias. A todos esos buenos hosteleros que dignifican y engrandecen las fiestas y la propia ciudad. Gracias”. 

Fotografía cedida por Javier Iriarte

Iriarte opina que la gente anónima que trabaja durante las fiestas  por las fiestas son el ejemplo a seguir, “dar a cambio de nada por el bien de todos”. 

“A ese grupo de maravillosas personas que se reúnen en un bar de la calle Espoz y Mina nº 7, mi sincero agradecimiento por vuestro apoyo y cariño todos estos años. Y por último a todos los compañeros con los que he tenido el honor de convivir tantas mañanas de encierros. Gracias. Soy consciente de no tener un carácter fácil y quizás a alguno he molestado con mis palabras o actuaciones, mis más sinceras disculpas por ello”.

Javier es una persona emprendedora, puso en marcha su propia agencia de publicidad, fue la primera empresa Navarra en retransmitir los encierros por internet. También tuvo la idea de crear la Oficina de Prensa Internacional en el año 2000. Observó la necesidad de un lugar donde los periodistas extranjeros acudiesen para recibir información de periodistas locales sobre los Sanfermines. Esta idea que desarrolló junto con Jorge Nagore, por entonces en el departamento de Industria y Gabriel Pérez, Presidente de la Asociación de la Prensa de Pamplona. Aquella primera OIP se puso en marcha en el año 2000 y estuvo ubicada en la Plaza San Francisco con la vocación de atender a los colegas periodistas nacionales y extranjeros.   

Iriarte termina su carta con las siguientes palabras: 

“Ojalá se fomente un debate sincero y profundo que sirva para vivir muchos sanfermines.

Un fuerte abrazo a todos y suerte”. Javier Iriarte Lusarreta, ex fotógrafo.

 

¡Muchas gracias, suerte

 Javier y hasta pronto!

Xabier Sobrino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies | Cookies policy

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

This web site uses cookies in order for you to have a better experience as a user. If you continue, you are in agreement with the utilization of said cookies and are also in agreement with our policy of cookies. cookies policy, Click on the link for more information.

ACEPTAR
Aviso de cookies