José Aldaba, la cara y la voz de Cruz Roja durante el encierro

José Aldaba Legazpi es de estos personajes que han entrado ya a formar parte del imaginario sanferminero. Lleva al frente de la comunicación de Cruz Roja desde septiembre de 2001, aunque a los encierros se incorporó en 2003, casi dos décadas poniendo cara y voz al primer parte de heridos desde el callejón de la Plaza de Toros de Pamplona.

-Cuántas personas componen el operativo habitual en Sanfermines y cuántas lo han compuesto estos no sanfermines?

Habitualmente 350 personas voluntarias de Cruz Roja participan del dispositivo en Sanfermines. Desde las últimas horas del día 5 y hasta las primeras del 15. Lo conforman el voluntariado de Pamplona, otras Asambleas locales de Navarra e incluso de otras provincias.  Este año en los no Sanfermines el operativo se ha visto muy reducido.

 -¿Qué actuaciones se han llevado a cabo este 2020?

En coordinación con el Área de Seguridad Ciudadana y SOS Navarra se reforzó con una ambulancia la Base de Socorros de Pamplona los días 4, 7 y 11, y el día 6 se ubicaron 2 ambulancias en las proximidades de la Plaza Consistorial y del Castillo. Además, del 6 al 14 de julio el apoyo al Transporte Sanitario de Urgencia corrió a cargo de la Asamblea local de Burlada.

 -¿Cuál ha sido el momento más bonito de su trabajo en los Sanfermines con Cruz Roja? ¿Y el momento más duro o más difícil?

A nivel profesional, desde el ámbito de la comunicación, el momento más bonito vivido en Cruz Roja fue el Txupinazo de 2014. Coincidiendo con el 150 aniversario de nuestro nacimiento, Cruz Roja tuvo el honor de lanzar el cohete de aquellos Sanfermines. El nombre y la imagen de nuestra Institución recorrió el mundo entero y fue un homenaje a la labor callada del voluntariado. Por el contrario, el peor fue el 10 de julio de 2009. Tras aquel fatídico encierro en el que falleció Daniel Jimeno Romero. Fue corneado en el tramo de Telefónica, justamente donde me ubico. Me tocó presenciar las primeras atenciones que se le realizaron y que no pudieron salvar su vida.

-A nivel personal, ¿qué sensaciones has tenido estos no Sanfermines?

Ha sido muy extraño. En principio con mucha pena por su no celebración. Días en los que cogí vacaciones, pero me quedé en casa evitando la calle salvo en dos momentos puntuales. Contento por la respuesta general de la ciudadanía que ha evitado aglomeraciones, pero triste por ciertos comportamientos irresponsables que están teniendo ahora sus consecuencias.

-Cuéntanos un par de anécdotas que hayas vivido en tu trabajo en fiestas.

A nivel de trabajo será inolvidable el 12 de julio de 2004. Aquella mañana los toros de Jandilla produjeron 8 heridos por asta de toro. Fue un encierro muy peligroso y mediatizado, más si cabe, a posteriori. Fue una demanda de medios terrible. Eran las nueve de la noche y todavía seguía haciendo entrevistas.  Por otro lado, debido al seguimiento que tienen los encierros en todo el mundo, me he encontrado con múltiples sorpresas al ser reconocido fuera de Navarra en muchas ocasiones como “el de los encierros”.

-¿Es exportable el sistema de trabajo de Cruz Roja en el encierro? Si es así, dónde.

El operativo de Sanfermines y, especialmente, el de los encierros es uno de los servicios preventivos más complejos de la Cruz Roja Española. Un equipo humano muy potente distribuido en un corto espacio y capaz de actuar de inmediato cuando es preciso y la seguridad lo permite. El riesgo es altísimo y nunca se sabe qué puede ocurrir ni la gravedad de sus consecuencias. Todo ello, coordinado por un sistema telemático de comunicaciones que permite saber, en tiempo real, cuáles son las principales atenciones que se están produciendo y que van a precisar traslado a centros sanitarios. Este sistema de trabajo es perfectamente exportable a otros dispositivos para una mejor coordinación.

-Un deseo…

Este año no ha habido los habituales madrugones para participar en el dispositivo del encierro. Sinceramente, no los he echado en falta. Pero sí la transformación de esta ciudad del 6 al 14 de julio. Ojalá todo vaya bien y en 2021 se puedan vivir con esa “extraña normalidad” que los caracteriza.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies | Cookies policy

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

This web site uses cookies in order for you to have a better experience as a user. If you continue, you are in agreement with the utilization of said cookies and are also in agreement with our policy of cookies. cookies policy, Click on the link for more information.

ACEPTAR
Aviso de cookies