Normalidad en Pamplona en este 6 de julio sin chupinazo por el Covid-19

Pamplona ha amanecido este inusual 6 de julio en calma. La tranquilidad está presente en toda la ciudad.

Patrullas de diversos cuerpos policiales recorren las calles para comprobar que los pamploneses y los visitantes llegados en las últimas horas mantienen la responsabilidad, la prudencia y el sentido común al que apela el bando de alcaldía publicado esta mañana con la rúbrica del alcalde.

Aunque la suspensión de las fiestas ha sido “difícil, histórica, dolorosa, pero es la única posible”, señala el bando, los efectos del Covid-19 están muy presentes en la población, que sí va a recordar los Sanfermines con pañuelicos rojos en ventanas y balcones y anudado en la muñeca.

Se han instalado controles de aforo en seis zonas del Casco Antiguo que cuentan con un mayor número de establecimientos de hostelería, así como en la Plaza Consistorial y en la Plaza del Castillo, para evitar aglomeraciones. 

Se han habilitado 14 puntos de control en las entradas y salidas de las calles Jarauta (entre San Saturnino y el inicio de la calle Descalzos), San Nicolás, Pozoblanco – Comedias, Estafeta – Espoz y Mina, Calderería y la zona de la plaza de la Navarrería. En Jarauta el aforo máximo es de 137 personas, en San Nicolás 160 personas, en Pozoblanco – Comedias 71, en Estafeta 344, en Calderería 287 y en el entorno de la plaza de la Navarrería 220 personas. 

Hay controles de aforo en la Plaza Consistorial y en la Plaza del Castillo. En la primera se ha establecido un aforo máximo de 400 personas y controles en los accesos por las calles Zapatería, Mercaderes y Nueva – San Saturnino. Los accesos por Santo Domingo, la plaza de los Burgos y la calle Calceteros permanecerán cerrados. La capacidad de la Plaza del Castillo, cumpliendo la normativa actual, es de 3.675 personas. Se instalarán controles de acceso y salida en las seis calles que confluyen en la plaza, es decir, en Chapitela, Bajada de Javier, Espoz y Mina, Carlos III, paseo de Sarasate y San Nicolás. El pasadizo de la Jacoba permanecerá cerrado.

Este 2020 la salud pública es prioritaria y, por ello, desde el Ayuntamiento se considera “imprescindible” evitar aglomeraciones, guardar la distancia social de 1,5 metros, el lavado frecuente de manos, respetar el aforo en los establecimientos y evitar celebraciones en grupo y saludos efusivos.

Sin duda, el de hoy va a resultar un día emotivo, de añoranza, de vacíos, pero con la ilusión puesta en los Sanfermines de 2021.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + quince =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies | Cookies policy

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

This web site uses cookies in order for you to have a better experience as a user. If you continue, you are in agreement with the utilization of said cookies and are also in agreement with our policy of cookies. cookies policy, Click on the link for more information.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio