Encierro de los Núñez del Cuvillo con carreras bonitas y cuatro traslados por traumatismos

Este quinto encierro ha seguido la estela de estos días atrás, sólo que con una diferencia, carreras bonitas con las que los mozos han podido disfrutar gracias a una manada dispersa. 2 minutos y 50 segundos han pasado desde el lanzamiento de ese primer cohete que indicaba la salida de la manada hasta que el último y rezagado toro castaño entraba por la puerta de los corrales de la Monumental. El encierro de hoy deja cuatro  heridos por traumatismos, trasladados desde los tramos de Telefónica, Callejón y Espoz y Mina, que han recibido el alta a lo largo de la mañana. 

Un día más, puntual, ocho en punto de la mañana cuando se ha prendido mecha a ese cohete que tanta tensión, nervios e incertidumbre esconde. La manada ha salido de los corrales con la singular velocidad que les protagoniza. ‘Jabonero’ ha sido el protagonista en el 60 por ciento del recorrido en solitario, ya en la cuesta de Santo Domingo ha empezado a encabezar la manda y a la Curva de Mercaderes ha llegado el primero. Momentos de tensión los que se han vivido en ese punto del recorrido, donde han caído cuatro o cinco corredores con golpes y pisotones pero en los que el asta no ha llegado a más. A partir de ahí la manada ha cambiado completamente su configuración, por delante seguía ese toro ‘Jabonero’, al que le seguían los cabestros con los demás toros.

En la Calle Estafeta, la manada se ha roto dejando huecos que han aprovechado muy bien los corredores para protagonizar bonitas carreras, situación que estos días atrás no se ha podido ver. ‘Jabonero’ seguía encabezando esa manada estirada que ha corrido la tan conocida calle pamplonesa hasta que ha resbalado, momento en el que parecía que sus hermanos le iban a alcanzar pero no ha sido así, el toro ha mantenido la carrera hasta prácticamente el final del recorrido.

Ya en la Bajada al Callejón se ha vivido otro momento de angustia en el que tres de los astados, -el negro, el jabonero y el castaño- han caído cuando faltaban muy pocos metros para entrar al ruedo, causando diversas caídas entre los mozos con sus respectivos golpes y pisotones. Momento clave que ha prolongado el encierro 15-20 segundos por la torpeza de ese morlaco castaño a la hora de levantarse que, al caer de lado y no tener punto de apoyo, le ha costado ponerse en pie. Gracias a la destreza de los mozos, el rezagado finalmente ha conseguido entrar al ruedo.

Una vez ahí y tal vez por esa caída, se le ha visto muy despistado, no hacía caso a los dobladores y ha dificultado la labor de meterle a los corrales. No ha habido momentos de peligro porque el ruedo estaba despejado siendo conscientes de que en otras circunstancias hubiera sido más complicado. Segundos después, y ya en el minuto 2 y 50 segundos, este único toro castaño de la manada abandonaba la plaza cerrando este quinto encierro de San Fermín.

Parte de heridos: https://bit.ly/29yqRRa

Los toros de Joaquin Núñez del Cuvillo se encuentran entre los predilectos de las primeras figuras del toreo por su bravura y nobleza, pero en los encierros se presentan inquietantes. Se crían en el mar, en campos gaditanos, concretamente entre Jerez de la Frontera y Conil. Este año repiten, sumando así nueve años en la Feria y destacando, una vez más, su preparación a conciencia para estar al nivel que estas fiestas exigen.

Los astados de Núñez del Cuvillo serán lidiados esta tarde por los diestros Antonio Ferrera -realizó la mejor faena de la Feria del Toro de 2017, aunque no consiguió abrir la puerta grande- , Andrés Roca Rey – será la primera de las dos tardes del diestro peruano en esta Feria del Toro – y Ginés Marín -también será la primera de sus dos tardes en estos Sanfermines-.

8 encierros en sanfermines, 10 heridos por asta y 41 traumatismos

Los toros de Núñez de Cuvillo son rápidos, especialmente en los últimos cinco años. Tienen un promedio de una cornada por carrera, que se eleva si el piso está mojado (1,5). Existe una relación directa entre el tiempo de duración del encierro con esta ganadería y las cornadas. Cuanto más tiempo pasan en la calle, más cornadas se registran. En total, estos animales han dejado siete cornadas en encierros por encima de los tres minutos, superando las dos cornadas por carrera siempre que se superan los tres minutos.

Echando la vista atrás, el pasado año, la duración de la carrera de estos astados fue de 2 minutos y 40 segundos, 10 menos que la de este 2018, en ella dejaron dos heridos por asta de toro y seis traumatismos a diferencia de este año donde no ha habido cornadas.

Nuria Tirapu

Foto cedida de Alex M. (Alexphoto 2008)

 

Sobre el autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies | Cookies policy

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

This web site uses cookies in order for you to have a better experience as a user. If you continue, you are in agreement with the utilization of said cookies and are also in agreement with our policy of cookies. cookies policy, Click on the link for more information.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio