Siempre nos quedará San Fermín… II

La siguiente aparición de las fiestas, en concreto de nuestra Plaza de Toros, es en una película de los que aquí conocimos como el Gordo y el Flaco: Stan y Oliver toreros (1945), dirigida por Malcolm St Clair. La verdad es que hay que tener “ojo de halcón” para ver el momento… Al final de la película, donde pueden imaginar que nuestros actores hacen de las suyas, Stan, el flaco, aparece toreando en la plaza de México DF. Por unas circunstancias de la corrida, piden que se suelten los toros y es, en ese momento, cuando aparecen unos segundos de unas imágenes documentales de la llegada de los astados del encierro a la Plaza de Toros de Pamplona y la posterior suelta de vaquillas.

Fotograma Película Stan y Oliver toreros

Realmente no es una aparición muy memorable, ni siquiera la IMDB, la web por antonomasia del cine, nombra en sus “filming location” nuestra breve aportación.

Se produce en este momento un salto tanto en el tiempo como cualitativo, ya que la siguiente película es de 1957 y parte de su historia transcurre durante las fiestas: Henry King lleva a la pantalla The Sun Also Rises o, como la conocimos aquí, Fiesta. La novela de Ernest Heminghway, publicada en 1926, hizo que San Fermín fuera conocido en todo el mundo, o lo que es lo mismo, en Estados Unidos. Aún estamos pensando si darle o no las gracias…

Fotograma película Fiesta

Los protagonistas de la historia son los veteranos de la Gran Guerra (aún no podían llamarla I Guerra Mundial), que buscan olvido de lo pasado y deciden que el mejor lugar es Pamplona del 6 al 14 de julio. El autor conocía bien la ciudad, sus restaurantes y sus bares, sobre todo durante sus más famosos días.

Los que pusieron rostro a la historia fueron grandes estrellas como Tyrone Power, Ava Gardner, Errol Flynn, Mel Ferrer… que curiosamente no pisaron Pamplona para rodar la historia. Seguro que Ava Gardner hubiera disfrutado como la mejor PTV…

Fotograma película Fiesta

La película fue enteramente rodada en México. Los planos totalmente reconocibles de las fiestas de Pamplona fueron planos de relleno realizados por una segunda unidad. Tal vez por eso las imágenes, a los que conocemos un poco la fiesta, nos resulten un tanto “extrañas” e increíbles, sobre todo en algunos momentos: correr un encierro mientras uno bebe de una bota creo que aún no lo hemos visto…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

8 + dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies | Cookies policy

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

This web site uses cookies in order for you to have a better experience as a user. If you continue, you are in agreement with the utilization of said cookies and are also in agreement with our policy of cookies. cookies policy, Click on the link for more information.

ACEPTAR
Aviso de cookies