Un giro en Mercaderes, la foto de los encierros de 2018

El fotógrafo castellano-manchego Rubén Albarrán Beltrán cuenta cómo sacó la fotografía ganadora de la novena edición de CIFE, del año 2018. «La curva de Mercaderes tiene algo especial», destaca. 

Era el 8 de julio de 2018. Había llovido desde las siete de la mañana y apenas había luz, recuerda Rubén Albarrán Beltrán. Este fotógrafo de Guadalajara de 35 años estaba en esa jornada apostado en la curva de Mercaderes de Pamplona para cubrir el encierro para Diario de Navarra. Y, ahí, desde una cámara colocada cerca del suelo, sacó decenas de fotografías. Una le llamó la atención. Con el corredor girándose hacia un toro, el astado (de la ganadería José Escolar) de cara, el reflejo en los adoquines y la luz de un farol iluminando un punto de la instantánea. Esa es la imagen ganadora del IX Concurso Internacional de Fotografía del Encierro (CIFE) del año 2018 para Profesionales Acreditados, organizado por la Asociación de Periodistas de Navarra y la Oficina Internacional de Prensa de San Fermín, que hoy han entregado estos galardones en el hotel Maisonnave de la capital navarra.

Rubén Albarrán, con la foto ganadora del concurso, en la curva de Mercaderes.

Rubén Albarrán, con la fotografía ganadora del concurso, en la curva de Mercaderes. Foto de Daniel Burgui / OIP 2019.

Al certamen se presentaron 64 imágenes, correspondientes a 23 profesionales. En segundo lugar ha quedado David González del Campo, con una instantánea del Callejón. En el caso de Albarrán, entregó tres piezas, una del tramo del Ayuntamiento, otra de Estafeta y la de la curva. Que era su preferida, y es la que le ha valido el galardón. «Cada día ya es un premio que destaquen una fotografía tuya en el periódico, así que participar en el concurso era un aliciente más. Llegué a pensar que podía ganar el premio que dan al tramo… pero ganar el concurso supone una satisfacción, una motivación más. De todas las fotos que saqué ese día, esta era la que más me gustaba», explica. La imagen, además, también se publicó en papel, así que en este caso el premio ha sido doble.

De corredor a fotógrafo

Albarrán trabaja en la actualidad en su propia agencia, Cero Press, y colabora con la agencia internacional Rex. Sobre todo, realiza fotografías deportivas y, en concreto, de la Champions League, de los partidos de equipos como el Real Madrid o el Atlético de Madrid. No obstante, desde hace ocho años también viene a Pamplona para cubrir los Sanfermines. Antes de empezar en la fotografía, fue corredor de encierros, a los que también acudía con su cámara: en Guadalajara, en San Sebastián de los Reyes y, durante alrededor de once años, en Pamplona, que él mismo describe como «la Champions de los encierros». «Eso lo saben quienes lo hayan corrido», expresa.

Después empezó a colaborar con una revista taurina, La Talanquera, y finalmente dejó el encierro como corredor para retratarlo detrás de un objetivo. Ahora forma parte durante los Sanfermines del equipo de fotografía de Diario de Navarra. «Recuerdo que, al principio, fue difícil dejarlo. Sentía detrás de la cámara los mismos nervios que al correr», rememora. Y eso, relata, puede hacer que se dispare la foto antes de tiempo, y en un encierro todo puede pasar en unos segundos. Pero decenas de profesionales están ahí para capturar esos instantes. Y las historias que cuentan.

Albarrán recomienda para ello intentar mantener la calma y fijarse, entre los cientos de participantes, en algún corredor conocido por acercarse a menudo al toro. «Así, si lo veo, sé que el astado está cerca». Desde el vallado o desde los balcones incluso ha podido localizar, mientras estaba trabajando, a sus amigos corriendo el encierro. «Y, por fortuna, nunca me ha tocado ver cómo había una cogida de ningún compañero», declara.

La cobertura desde Mercaderes

En el caso de la imagen ganadora, está tomada desde Mercaderes. Antes, instalarse en la curva implicaba madrugar para poder coger sitio. Incluso «desde las 03.30 horas», recuerda Albarrán. Pero ahora ese punto, más reducido que otros tramos del vallado, cuenta con una acreditación específica por parte del Ayuntamiento de Pamplona. «Es una zona en la que puedo jugar con los remotos. Colocarme sobre el vallado y, desde la cámara, controlar otras colocadas a ras de suelo, o bien con un ojo de pez desde un balcón», describe.  En este caso, la imagen está tomada con una Canon 1DX, y un objetivo 16-35 mm.

Con todo, este fotógrafo reconoce que otros días puede no haber suerte y no tener la fotografía buscada. Durante los Sanfermines de 2019 sigue intentando capturar momentos desde el vallado del encierro. Y, con el resto del equipo del periódico, se turna por los diferentes puntos del recorrido. No obstante, reconoce que Mercaderes es el que más le gusta: «Esta curva tiene algo».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies | Cookies policy

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

This web site uses cookies in order for you to have a better experience as a user. If you continue, you are in agreement with the utilization of said cookies and are also in agreement with our policy of cookies. cookies policy, Click on the link for more information.

ACEPTAR
Aviso de cookies