Vestir de Gala a la Corporación

Los trajes de gala de la capital navarra pueden ser los más especiales de los ayuntamientos españoles, o por lo menos, con toda seguridad, de todos los ayuntamientos navarros.

Según el documento Vestir la autoridad, de Alejandro Aranda Ruiz, “Pamplona se destaca sobre el resto de las localidades de Navarra por ser la única que no solo observa la obligación de vestir un traje específico en los actos públicos tradicionales, sino que destina para ellos el de la máxima gala civil: el frac, desde su recuperación en 1979. Asimismo, la incorporación de las mujeres al Ayuntamiento ese mismo año hizo preciso el diseño de un traje específico de igual rango”.

Siguiendo la normativa del Ayuntamiento de Pamplona, la primera referencia del uso del traje de ceremonia por miembros de la Corporación, está documentada en 1441. Su diseño ha ido variando a lo largo de los años, hasta que en 1998 se aprobó en Pleno el diseño de los actuales trajes de gala masculinos. Estos están compuestos de: frac de tres piezas, camisa blanca, chistera, pajarita blanca, tirantes y guantes blancos.

Ayuntamiento de Pamplona (autor: Javier Ripalda/ 2016) 

Por su parte, el traje femenino se adoptó en 1979 con la incorporación de la mujer a la Corporación municipal. Su diseño está inspirado en el traje tradicional de los valles pirenaicos navarros de Aezkoa, Roncal y Salazar. Está compuesto de: blusa entallada de manga larga y color blanco, falda plisada negra, chaqueta entallada de color negro bordada y chal negro bordado.

Conforme a la normativa municipal, el Ayuntamiento determinará el modelo de calzado en ambos casos, y se especifica que, en el caso de las mujeres, “el chal negro bordado es de propiedad municipal y será devuelto al término del ejercicio de sus funciones”. Los trajes no se podrán alterar ni incorporar ningún elemento que no figure en la descripción. “Los trajes se confeccionarán a medida y su custodia corresponde a cada miembro de la Corporación”.

Esta indumentaria se utiliza exclusivamente en los actos propios del Ayuntamiento, actos muy especiales en los que la Corporación forma parte, además, del Cuerpo de Ciudad, del que hablaremos al final.

COMPLEJA ELABORACIÓN

Teniendo en cuenta todas estas características, parece quedar claro que la confección de estas prendas no tiene que ser especialmente sencilla, sobre todo, en el caso de las mujeres.

El año pasado fueron dos las empresas encargadas de la realización y arreglo de los conjuntos femeninos. Por una parte, el taller Ospina Sumisura (que significa “medida” en italiano, porque muchas de las telas con las que trabaja son italianas), confeccionó los nuevos trajes, tanto completos como prendas sueltas que tengan que ser renovadas.

Por otra parte, Confecciones Harilan se encargó de los arreglos de las prendas que se reciclan y están en un uso adecuado para ser reutilizadas. Esta empresa fue la encargada de realizar los trajes nuevos en el anterior inicio de legislatura en 2019.

Ospina Sumisura está a cargo de María Fernanda Ospina, quien lleva 12 años dedicada a realizar trajes a medida, sobre todo para ceremonias: novias, madrinas, invitadas…

Fernanda se formó con Carmen Ibáñez, quien confeccionó los trajes desde 1999, previo concurso, hasta 2015 inclusive. Fernanda entró a trabajar con Carmen en 2011, año en el que Carmen “rediseñó” el traje de gala de las mujeres. Trabajaron juntas hasta que abrió su propio taller, donde cuenta con sus propios proveedores de telas.

El año pasado se produjo un “cambio” en la calidad de las telas. Como nos contó María Fernanda: “Los tejidos ya no son los mismos, los proveedores cambian los tejidos, cambian las mezclas porque los tejidos evolucionan y, algunos, dependiendo de la temporada, no se trabajan”. Anteriormente las telas eran 100% de lana, pero dado que la confección comenzó ya cercana al verano, no se pudo encontrar con esta característica y fue una mezcla.

El cambio de tejidos implicó que “las tintadas sean diferentes por lo que hay que intentar que sean lo más parecidos o que se coordinen, por ejemplo, los negros de la falda, con el de la chaqueta y el manto, y que se vean bien a la luz”.

En Ospina Sumisura confeccionaron cinco nuevos trajes completos y dos blusas, además de los trajes.

“Son trajes muy delicados, y, todo tiene su dificultad y su complejidad, como por ejemplo el patronaje de la blusa y el de la chaqueta para que queden bien sin que resulten ni ajustadas ni holgadas. De cualquier manera, posiblemente la parte más compleja es la falda plisada”. A pesar de esa delicadeza, los tejidos son muy resistentes, de hecho, una concejala llevó un vestido que ellas cosieron en 2011.

La confección lleva muchas horas. El patrón de las cuatro prendas que componen el traje, puede costar alrededor de dos horas. Cada traje conlleva, como mínimo, tres pruebas, que se realizan en el propio taller: la primera, la más básica, se realiza con el forro, ya que la falda se manda a plisar a una empresa importante de Madrid. (Hace unos años se plisaban en Pamplona, pero las personas encargadas eran ya mayores y se jubilaron). Esta primera prueba conlleva aproximadamente una hora. La confección es, evidentemente, lo que más tiempo conlleva, que puede llegar a ser de unas 10 horas.

El plisado, la parte más compleja
El plisado, la parte más compleja

Lleva tanto tiempo porque muchas partes de las prendas van preparadas a mano y también por la delicadeza, en particular, del encaje de Valencienne. (Los encajes de Valencienne, originarios de la ciudad francesa de Valence, reciben este nombre en el siglo XVIII. Es el clásico encaje de puntilla que se suele emplear en prendas delicadas).

El precio de cada traje ronda los 3.500 euros donde está todo incluido: materiales, horas, etc. No hay diferencia de precio entre los trajes porque las tallas están en el rango M-L, y no hay grandes diferencias en cantidad de tela.

Los proveedores son españoles provenientes de fábricas textiles de la zona norte del Mediterráneo y los bordados de Vizcaya (que puede ser la parte más costosa del traje).

María Fernanda se hizo cargo de la confección porque Carmen Ibáñez está jubilada y le animó a presentarse para optar a este trabajo. Carmen ha realizado los trajes desde 1999 hasta 2015 inclusive (cinco legislaturas).

La primera vez que accedió lo hizo a través de un concurso. En las siguientes ocasiones presentó un presupuesto y realizó los trámites legales pertinentes para poder acceder a este trabajo.

Carmen vio pequeños errores en la confección de los trajes porque ella había estado en el Roncal hablando con el secretario del Valle, viendo toda la historia de estas prendas. Por eso decidió los cambios. Por ejemplo, en un principio la falda era salacenca y una característica es que llega hasta el tobillo dejando ver las medias blancas (porque es la largura de las mujeres solteras). Pero, como la propia Carmen nos contó, “en el contrato se habla de trajes de gala, y la gala implica que llegue hasta los pies. El rediseño fue para hacerlo más real a la historia y tener la mezcla representativa de los valles de Navarra donde el más importante es el roncalés.

En el concurso del ayuntamiento para acceder a la realización del traje de gala viene escrito cómo tienen que ser los trajes de gala, lo que no se explica cómo en 1979 se aceptó el traje que se hizo en primer lugar. “Uno de los cambios que yo hice fue poner media negra y bajar la largura de la falda hasta abajo, ya que el traje de salacenca casada es así. Todo se hizo basándome en la historia.”

En 2019 no quiso realizarlos porque cambió el acuerdo con el ayuntamiento: ella ponía como condición para realizar su trabajo, que le facilitaran las cabeza de lista de los partidos para poder tomar medidas y realizar patrones previos que facilitaran su labor, como había sido hasta ese momento (este año han tenido tan sólo 30 días para realizar esta labor).

Su petición tiene una finalidad práctica y simple: adelantar el trabajo que después tendrá que realizar en muy poco tiempo. Uno de los mayores problemas son los bordados, si no se pueden adelantar, hay que contar con un mayor número de bordadoras que harán un trabajo diferente entre ellas. Carmen quería una única bordadora para que el trabajo fuera uniforme. Su trabajo ha sido tan meticuloso que llegaba a poner las iniciales de las concejalas para que sus trajes fueran aún más personalizados.

Bordados trabajados a mano
Bordados trabajados a mano

Hay que contar además con los posibles imprevistos, como por ejemplo el año que, en víspera de sanfermines, una de las faldas volvió quemada de la empresa de Madrid donde se plisan.

En 2019 los trajes los hizo Confecciones Harilan. Por este motivo, el pasado año los arreglos estuvieron en manos de esta empresa. Como nos contó Susana Aristu, una de las trabajadoras de esta empresa, “los arreglos de los vestidos se pueden mover como máximo una o dos tallas porque si no el patrón se descuadra”.

Y si en la confección, la parte más complicada es la falda, en los arreglos es también lo que más cuenta por el mismo motivo, el plisado. También los bordados son un trabajo delicado, ya que si se estropea uno hay que cambiarlo entero, aunque, afortunadamente, no les ha pasado nunca.

También para realizar estas pruebas bajan a la empresa, y lo hacen con el traje que mejor les puede quedar. Normalmente les hacen una prueba y les realizan los ajustes, a veces hace falta una segunda prueba pero no es habitual.

Existe un acuerdo ratificado en Pleno del Ayuntamiento donde se decide que los trajes vuelvan al ropero municipal al ser propiedad del mismo. El tema es que este acuerdo no se ha recogido en el Reglamento del Consistorio por lo que a día de hoy los miembros de la corporación que así lo decidan pueden quedarse el traje, y aquellos que opten por no hacerlo, lo devuelven. Algunos miembros de la corporación ya dejaban sus trajes motu proprio, sin que hubiera una normativa al respecto.

Estos “reciclados”, se pueden arreglar para dos personas diferentes, pero dada la calidad de las telas y el patrón, sería difícil arreglarlos para una tercera persona.

El Cuerpo de Ciudad de Pamplona, declarado como Bien de Interés Cultural Inmaterial

El Gobierno de Navarra declaró, el 25 de enero de 2023, Bien de Interés Cultural (BIC), como bien inmaterial, el Cuerpo de Ciudad de Pamplona. Por Cuerpo de Ciudad se entiende el sistema de representación de la ciudad de Pamplona, que ha evolucionado desde el Privilegio de la Unión (1423) y se ha conformado en siglos posteriores con un protocolo y un cortejo tradicionales. El Ejecutivo considera que el Cuerpo de Ciudad de Pamplona tiene una especial relevancia para la Comunidad Foral por “ser una expresión viva, arraigada y compartida por la ciudadanía pamplonesa”.

Este cortejo, que tiene formato reducido o extenso, tiene como función principal representar a la ciudad de forma protocolaria o en un uso ritual y festivo concretada en la Renovación del Voto de las Cinco Llagas (Jueves Santo), Marcha a Vísperas de San Fermín (6 de julio), Procesión de San Fermín (7 de julio), Octava de San Fermín (14 de julio), Privilegio de la Unión (8 de septiembre) y Procesión de San Saturnino (29 de diciembre).

En su formación extensa, el Cuerpo e Ciudad se conforma con los siguientes componentes según su orden en el desfile que va desde lo festivo a lo institucional:

Cabezudos, kilikis y zaldikos; gigantes; makilari, dantzaris, gorris y banderari; txistularis; timbales y clarines, Bandera de Pamplona / Iruña y borlistas; maceros; libreas; corporación vestida de gala, alcalde o alcaldesa y tenientes de alcaldía; jefatura de la Policía Municipal; Policía Municipal de gala y Banda la Pamplonesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − doce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies | Cookies policy

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

This web site uses cookies in order for you to have a better experience as a user. If you continue, you are in agreement with the utilization of said cookies and are also in agreement with our policy of cookies. cookies policy, Click on the link for more information.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio